lunes, 17 de septiembre de 2012

Con una masiva asistencia de público culminó la Feria Gastronómica Mistura 2012, evento que se consolidó como la vitrina de los productos y la cocina del Perú ante los ojos del mundo.

La quinta edición de Mistura cerró sus puertas hoy tras 10 días llenos de sabor y tradición. La feria no solo logró satisfacer el apetito de los comensales que la visitaron buscando lo mejor de nuestra gastronomía, sino que reconoció la labor de cocineros de diversas especialidades premiándolos con el máximo galardón, el rocoto de oro.
El premio al cebiche sostenible se lo llevó Javier Dávila, de Jota Restobar, quien utilizó una fresca lisa para preparar el plato ganador.
El Cuyazo fue para Benita Quicaño, dueña de una picantería arequipeña y distinguida por haber preparado un delicioso cuy frito acompañado de papas y una salsa molida en batán.
Teresita Macedo del restaurante El Viajero de Pucallpa se coronó como la ganadora del Paichezazo, habiendo demostrado sus dotes culinarias en la competencia que buscaba promover los insumos de la selva.
En el rubro del pisco sour andinoGino Guerrero del bar Picas resultó el ganador gracias a su kausachun, preparado a base de concentrado de cañihua y espuma de kiwicha.
El mejor dulce de antaño: el alfajor, fue para Gustavo Ávalos Vildoso, quien deleitó al jurado con su receta a base de harina de trigo, naranja y limón.
En la final del mejor Panadero, el reconocimiento fue para el pan de pisco sour del huancaíno Abdón Ruiz Ccente. Para prepararlo utilizó harina de maíz, de quinua negra y chía.
El premio Teresa Izquierdo, un homenaje a las vivanderas populares del centro de Lima, fue en esta ocasión para Azunta Zegarra Palomino, cuya especialidad culinaria es la *patasca *y la vende a diario en la Plaza Italia, así como para Mercedes Fernández Galindo, experta en prepararmazamorra morada y arroz con leche y zambito.
En esta misma categoría, María Jesús Nakamura fue galardonada por sus deliciosas butifarras y champús que también ofrece en la Plaza Italia.
En el Interescuelas, categoría donde participan equipos de institutos o universidades que tengan la carrera de gastronomía, Le Cordon Bleuostentó el premio por sus tres platos hechos a base de granos andinos.
Finalmente, la última jornada de Mistura coronó al Joven Pastelero. Después de sorprender al jurado con su Recuerdo de Altiplano, Diego Alonso Camacho, trujillano de 21 años, se consagró como el mejor en el rubro.
    
Con una masiva asistencia de público culminó la Feria Gastronómica Mistura 2012, evento que se consolidó como la vitrina de los productos y la cocina del Perú ante los ojos del mundo.

La quinta edición de Mistura cerró sus puertas hoy tras 10 días llenos de sabor y tradición. La feria no solo logró satisfacer el apetito de los comensales que la visitaron buscando lo mejor de nuestra gastronomía, sino que reconoció la labor de cocineros de diversas especialidades premiándolos con el máximo galardón, el rocoto de oro.
El premio al cebiche sostenible se lo llevó Javier Dávila, de Jota Restobar, quien utilizó una fresca lisa para preparar el plato ganador.
El Cuyazo fue para Benita Quicaño, dueña de una picantería arequipeña y distinguida por haber preparado un delicioso cuy frito acompañado de papas y una salsa molida en batán.
Teresita Macedo del restaurante El Viajero de Pucallpa se coronó como la ganadora del Paichezazo, habiendo demostrado sus dotes culinarias en la competencia que buscaba promover los insumos de la selva.
En el rubro del pisco sour andinoGino Guerrero del bar Picas resultó el ganador gracias a su kausachun, preparado a base de concentrado de cañihua y espuma de kiwicha.
El mejor dulce de antaño: el alfajor, fue para Gustavo Ávalos Vildoso, quien deleitó al jurado con su receta a base de harina de trigo, naranja y limón.
En la final del mejor Panadero, el reconocimiento fue para el pan de pisco sour del huancaíno Abdón Ruiz Ccente. Para prepararlo utilizó harina de maíz, de quinua negra y chía.
El premio Teresa Izquierdo, un homenaje a las vivanderas populares del centro de Lima, fue en esta ocasión para Azunta Zegarra Palomino, cuya especialidad culinaria es la *patasca *y la vende a diario en la Plaza Italia, así como para Mercedes Fernández Galindo, experta en prepararmazamorra morada y arroz con leche y zambito.
En esta misma categoría, María Jesús Nakamura fue galardonada por sus deliciosas butifarras y champús que también ofrece en la Plaza Italia.
En el Interescuelas, categoría donde participan equipos de institutos o universidades que tengan la carrera de gastronomía, Le Cordon Bleuostentó el premio por sus tres platos hechos a base de granos andinos.
Finalmente, la última jornada de Mistura coronó al Joven Pastelero. Después de sorprender al jurado con su Recuerdo de Altiplano, Diego Alonso Camacho, trujillano de 21 años, se consagró como el mejor en el rubro.